La noticia de Diario Médico sobre la sentencia aparecida esta semana que condena a un MIR de primer año a CÁRCEL E INHABILITACIÓN, viene a dar la razón a CESM-CV acerca de sus temores sobre las consecuencias penales y civiles que puede acarrear la falta de supervisión de los MIR por parte del Médico Adjunto. Y como ya ha sucedido en otros casos similares, alguno en nuestra Comunidad, esta condena acaba salpicando al Médico Adjunto responsable, aunque éste alegue desconocimiento sobre la actuación del Médico Residente.

A pesar de que algunos compañeros no han entendido la postura de CESM-CV y lo han interpretado como un ataque personal, CESM-CV sigue reiterando la necesidad de supervisar a los MIR no solo en beneficio de los enfermos, sino también de los propios facultativos. La actitud mezquina de la administración y la connivencia de algunos Jefes de Servicio aludiendo que la supresión de la firma de los R1 supone un aumento de la carga de trabajo, sume a los médicos de plantilla y a los residentes en una situación de desprotección que el Sindicato Médico no puede ni va a permitir. Si faltan médicos de staff,  TENDRÁN QUE CONTRATARLOS. Si van más pacientes a urgencias de los que esperaban, tendrán que adoptar medidas, pero nunca a costa de la seguridad laboral de médicos adjuntos y residentes.

Los MIR R-1 se están formando y no pueden, ni deben ser utilizados como mano de obra barata, aunque somos conscientes que haya sido así en el pasado, el “ha sido siempre así” es un argumento inaceptable, los tiempos cambian a mejor y consideramos que ese argumento no puede justificar el mantenimiento de una ilegalidad peligrosa. Los Servicios no deben diseñarse contando con los MIR como integrantes de la plantilla, por eso CESM-CV exige una adecuación de la plantilla de los distintos Servicios a las necesidades de los mismos.

El Sindicato Médico sólo está al servicio de los Médicos y defiende la correcta praxis médica y la legalidad en el ámbito laboral, aunque esto en ocasiones suponga adoptar posiciones, que puedan ser malinterpretadas por algunos supuestos compañeros que no se atreven a enfrentarse a la Administración y prefieren seguir asumiendo riesgos innecesarios, por cierto con el silencio del resto de Sindicatos.

 

—> VER NOTICIA DIARIO MÉDICO