A estas alturas ya resulta evidente que el CSIF y las fuerzas políticas a las que presta obediencia pretenden utilizar el Colegio de Médicos de Valencia para desprestigiar a todo bicho viviente y, en particular, a CESM-CV. Con la finalidad de seguir conservando el poder económico y corporativo que el control del Colegio les proporciona.

1. En primer lugar lanzaron por correo interno GVA y a través de REDACCIÓN MÉDICA (el mismo día: 4 de abril) el bulo de que el Sindicato Médico firma todo lo que le ponen delante a cambio de reconocer la prolongación en el servicio activo de Andrés Cánovas. Ponen como ejemplo el Decreto de Selección y el Plan de Ordenación de Recursos Humanos, rechazados por CSIF por motivos ridículos para cumplir con las presuntas órdenes políticas que recibía.

Desde CESM-CV, con serenidad pero con firmeza, lamentamos los ataques personales de CSIF a la figura de nuestro Secretario General dado que Andrés Cánovas, como neuropediatra en activo además de sindicalista se encuentra calificado como profesional de interés para la sanidad pública y por ello disfruta de prórroga en el servicio activo como muchos otros médicos valencianos. Por lo tanto desmentimos como una incalificable difamación sugerir que ha podido existir algún trato de favor, máxime cuando precisamente ha sido el Sindicato Médico el que ha negociado, en el Plan de Ordenación de Recursos Humanos, la única solución legalmente realista, desde el ámbito autonómico, para que a partir de ahora los facultativos que lo deseen puedan prolongar su servicio activo más allá de los 65 años. Que CSIF persiga mediante insinuaciones retorcidas poner en cuestión la dignidad de Andrés Cánovas no resulta sin embargo sorprendente viniendo de una organización que ha convertido la manipulación y la demagogia en su seña de identidad sindical. Nosotros nunca engañaremos a nuestros compañeros sino que siempre lucharemos, dentro de lo deseable, por aquello que en cada momento resulte posible, sin intentar despertar faltas expectativas para conseguir un puñado de votos.

2.  Pero no bastaba con eso. El viernes 6 de abril el CSIF remitía un cartel, que ellos declaran interno pero ampliamente filtrado a todos los médicos, en el que Rafa Cantó, Presidente de CSIF-Sanidad realizaba una identificación completa entre ese sindicato y la candidatura de Mercedes Hurtado, también afiliada a CSIF y Presidenta actual del ICOMV. No se trata de un apoyo externo ni de una convergencia de intereses, no. El cartel publicitario deja claro que CSIF actúa a través del Colegio como tal organización y establece una identificación entre ambos.

El CSIF ha escogido el tablero de juego dejando claro que el Colegio es de su «propiedad». Y ello a pesar de que en la candidatura de Mercedes Hurtado aún hay algún afiliado a CESM-CV. Pocas veces puede asistirse a una impudicia semejante. No deseamos ir a la guerra pero ni la hemos declarado ni podemos dejar de defendernos cuando nos atacan.

3. El martes día 10 un periódico afín al CSIF, «Salut i Força» lleva a cabo uno de los mayores ataques que CESM-CV ha recibido desde hace años. Realiza un análisis de las dos candidaturas que se oponen a Mercedes Hurtado en las elecciones al Colegio sin entrar a valorar la que ahora ocupa el poder en él. Y lo hace de un modo destructivo, falaz y demagógico. Queda patente el estilo del periódico y el verdadero temor que el CSIF alberga a perder su juguete el día 3 de mayo.

Ante la gravedad de estos hechos la ASAMBLEA DE DELEGADOS de la Delegación de Valencia del SINDICATO MÉDICO CESM-CV ha decidido hoy APOYAR LA CANDIDATURA DE AGUSTÍN NAVARRO a las elecciones colegiales del próximo 3 de mayo. Con ello pretendemos oponer una opción profesional, a la manipulación de la institución que MERCEDES HURTADO representa. Los Colegios Profesionales NO deben ser instrumentalizados por grupos de poder político, económico o sindical y eso es algo que nunca vamos a consentir. Nuestro apoyo es consciente, leal y por ello crítico y exigente con nuestro programa y principios.

Del mismo modo, declaramos inaugurada nuestra pre-campaña CESMCV-SAE que debe concluir en las Elecciones Sindicales del 6 de junio con una victoria del colectivo médico representado por una opción como la nuestra: plural, independiente y respetuosa con la autonomía de todas las entidades profesionales. Si para ello hay que combatir la politización de unos o la dependencia de otros nos ofrecemos gustosos a la labor. Por convicción, honestidad y obligación.