CESSM-CV de nuevo presenta una denuncia en la Inspección de Trabajo, donde hace responsable a la Conselleria de los problemas de transporte, por varios motivos:

  1. Incumplimiento evidente del acuerdo de mesa Sectorial de Septiembre de 2018.
  2. Incumplimiento de las propias normas de la Consellería respecto a de Salud Laboral, ya que no se protege a los trabajadores en su puesto de trabajo: hoy en día deben llevar su propio vehículo o pagar un taxi para realizar la asistencia domiciliaria de los pacientes en su horario laboral.
  3. Ningún médico debe pone sus medios particulares para solucionar los problemas organizativos de la Consellería.
  4. Ponemos a disposición de los médicos los escritos que se tienen que presentar derivados del problema del transporte.
  5. Los médicos deben utilizar dichos documentos para protegerse de cualquier problema administrativo, derivado de la conducción de vehículos (multas, accidentes, etc.)
  6. Desde CESM-CV estaremos siempre dispuestos a defender a los médicos de esta Comunidad, de agresiones o problemas en su trabajo.

Documentos a presentar

Documento para aquel que no le importe conducir. En el que se piden aclaraciones respecto al repostaje, si tiene algún distintivo para aparcar, etc.

Documento para aquel QUE NO PUEDA conducir. Por ejemplo, no disponer de permiso de conducción, o alguna circunstancia similar.

Documento para aquel que NO DESEE CONDUCIR

Denuncia a Inspección de Trabajo

Os mostramos el texto completo de la denuncia a la Inspección de Trabajo

A LA INSPECCIÓN DE TRABAJO DE VALENCIA.

ASUNTO: TRANSPORTE CONSELLERIA DE SANIDAD.

 

ANDRÉS CÁNOVAS MARTÍNEZ, en calidad de Secretario General de CESMCV-SAE, con domicilio a efectos de notificaciones en la calle Navarro Reverter 11-3, de Valencia 46004, mediante la presente comparezco y EXPONGO:

 

PRIMERO. – Que hemos tenido conocimiento de nuevos cambios en las condiciones del transporte sanitario que se van a introducir en toda la Comunidad Valenciana.

La implantación de las nuevas medidas para la realización del transporte sanitario esabusiva dado que se insta a los trabajadores a la conducción de vehículos vulnerando gravemente los derechos de los mismos. Dichas medidas van en contra de los derechos reconocidos en la Ley General de Sanidad Ley 14/86 que obliga a la Conselleria de Sanidad a poner a disposición de sus facultativos los medios necesarios para el desempeño de sus funciones y promover la salud integral.

SEGUNDO.- Suponen una modificación de las condiciones laborales que tenían reconocidas, vulnerando los preceptos del Real Decreto Ley 5/2015 de 30 de octubre (EBEP) que establece como materias objeto de negociación en su artículo 37 m) las referidas a «calendario laboral, horarios, jornadas, vacaciones, permisos, movilidad funcional y geográfica, así como los criterios generales sobre la planificación estratégica de los recursos humanos en aquellos aspectos que afecten a condiciones de trabajo de los empleados públicos.»

TERCERO. –Incumple de manera flagrante el acuerdo de mesa sectorial de 14 de septiembre de 2018 firmado por esta misma Conselleria y la práctica totalidad de las fuerzas sindicales, en sus apartados 2 y 4 hacen referencia explícita a la contratación de conductores.

CUARTO. – Se presentó escrito ante todas las Gerencias de los Departamentos de Salud y ante la Conselleria de Sanidad en la que se requería con carácter urgente que se determinara como iban a realizarse los avisos domiciliarios por los facultativos que no tienen coche o carnet de conducir, teniendo en cuenta que para aprobar la oposición pertinente o estar inscrito en la Bolsa de Trabajo, tan solo se requiere el título de la categoría profesional   y no el carnet de conducir.

QUINTO. –En la actualidad se ha puesto a disposición de los médicos vehículos para hacer los avisos a domicilio, y de manera verbal, cuasi-coactivamente, se les intima a utilizar dichos vehículos personalmente, y sin contar con la voluntad del médico, el cual            NO TIENE NINGUNA OBLIGACION de conducir, ni el vehículo de la administración, y mucho menos el propio, para el desarrollo de su trabajo, siendo la administración la que tiene obligación de dotar de los medios materiales y humanos para la prestación del servicio sanitario al que tienen derecho los ciudadanos, además, de NO EXISTIR NORMA, ni tan siquiera se ha procedido a verificar o pedir información a los facultativos sobre, si tienen o no carnet de conducir, y en su caso si el mismo está habilitado para la conducción de vehículos sanitarios, si es su libre voluntad la de poner a disposicón de la empresa un carnet de conducir sin contraprestación alguna, si es su libre voluntad asumir los riesgos que dicha actividad contraen, quien es el responsable en caso de accidente, quien asumirá las sanciones de tráfico, en caso de que se produzcan, como se considerará un acto violento contra el personal, bien por los familiares o terceros desconocidos, en el caso de imposibilidad de localización del domicilio, quien será resonponsable de la falta de asistencia, etc….,

Debemos recordar que conforme a la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales, en su artículo 14 establece:

    1. Los trabajadores tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo.

El citado derecho supone la existencia de un correlativo deber del empresario de protección de los trabajadores frente a los riesgos laborales.

Este deber de protección constituye, igualmente, un deber de las Administraciones públicas respecto del personal a su servicio.

                  Los derechos de información, consulta y participación, formación en materia preventiva, paralización de la actividad en caso de riesgo grave e inminente y vigilancia de su estado de salud, en los términos previstos en la presente Ley, forman parte del derecho de los trabajadores a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo.

    1. En cumplimiento del deber de protección, el empresario deberá garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo. A estos efectos, en el marco de sus responsabilidades, el empresario realizará la prevención de los riesgos laborales mediante la integración de la actividad preventiva en la empresa y la adopción de cuantas medidas sean necesarias para la protección de la seguridad y la salud de los trabajadores, con las especialidades que se recogen en los artículos siguientes en materia de plan de prevención de riesgos laborales, evaluación de riesgos, información, consulta y participación y formación de los trabajadores, actuación en casos de emergencia y de riesgo grave e inminente, vigilancia de la salud, y mediante la constitución de una organización y de los medios necesarios en los términos establecidos en el capítulo IV de esta ley.

El empresario desarrollará una acción permanente de seguimiento de la actividad preventiva con el fin de perfeccionar de manera continua las actividades de identificación, evaluación y control de los riesgos que no se hayan podido evitar y los niveles de protección existentes y dispondrá lo necesario para la adaptación de las medidas de prevención señaladas en el párrafo anterior a las modificaciones que puedan experimentar las circunstancias que incidan en la realización del trabajo.

No consta a esta parte que la Consellería haya procedido al estudio específico de los riesgos que comporta la conducción de vehículos para la asistencia domiciliaria, es decir, que en el PLAN GENERAL DE RIESGOS LABORALES, se encuentre con referencia a los facultativos un análisis concreto y específico de los riesgos que dicha actividad contrae, no se ha procedido a realizar actividades formativas al respecto, no se ha suministrado ningún EPI, a los empleados públicos, etc… en defintiva se infringe los derechos de los trabajadores.

 

 

 

Tampoco se ha dado instrucciones al personal que no tiene carnet para poder acudir a los domicilios.

SEXTO. – En otro orden de cosas los TNA(transporte no asistido) y SVB (Soporte Vital Básico) tienen conductores que realizan turnos de 12 horas, mientras que con la entrega de los vehículos se pretende que un médico con una jornada laboral más larga, conduzca el coche con el que se tiene que desplazar a realizar la asistencia sanitaria, se ocupe de buscar el domicilio al que tiene que acudir, conducir incluso de noche tras una larga jornada laboral, aparque el coche y vuelva a su puesto de trabajo.

En conclusión, entiendo que las medidas adoptadas unilateralmente por la Conselleria no han solucionado el problema del transporte de los profesionales a las visitas domiciliarias, sino que las han agravado porque intenta convertir, de forma fraudulenta, en «conductores» a los profesionales, con los riesgos y consecuencias que ello supone.

Por lo expuesto

SOLICITO tenga por presentado este escrito en relación con el transporte sanitario en la Comunidad Valenciana, comunicando a esta Inspección nuevamente las irregularidades y el abuso realizado por la administración sanitaria valenciana a los efectos de que tome las medidas oportunas, y además requiera a la CONSELLERIA DE SANIDAD UNIVERSAL Y SALUD PUBLICA a fin de que ponga conductores para los vehículos  dando instrucciones explícitas en todos los departamentos de salud sobre el uso de los mismos.

Valencia a   14 de octubre de 2019.

Fdo. Andrés Cánovas Martínez

Secretario General CESM-CV