CESM-CV apuesta por la continuidad reivindicativa durante los próximos años

El II Congreso del Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM-CV), celebrado hoy en Alicante, ha acogido la reelección al frente del mismo del grupo de trabajo encabezado por Andrés Cánovas y Pedro Plou, secretario general y presidente de la organización, respectivamente.
La ausencia de candidatura alternativa supone en la práctica un espaldarazo a nuestra labor de los últimos años y permitirá que exista un continuismo reivindicativo.
En nuestra opinión, si los últimos cuatro años hemos trabajado para superar los recortes, ahora se trata de continuar avanzando en esa senda. Al mismo tiempo, sentar las bases de una nuevo modelo sanitario que mantenga y aumente la calidad del sistema, la seguridad de los pacientes y las condiciones laborales y retributivas de los médicos.

 

Reivindicaciones

En este sentido, para nosotros, entre las reivindicaciones generales destacan:

  • La disminución de la presión asistencial en todos los niveles asistenciales, dimensionando plantillas, cubriendo las ausencias e introduciendo un apoyo al médico en forma de auxiliar de consulta (TCAEs).
  • El acceso a una cartera de servicios homogénea en toda la comunidad, donde todas las actividades que se decidan introducir deberán acompañarse de su dotación presupuestaria y de personal.
  • La mejora de los circuitos de interrelación entre primaria y hospitalaria, con vistas a un mejor filtrado de las derivaciones y a un mejor feedback entre ambos niveles.
    De forma concreta, entre las reivindicaciones en Primaria resalta:
    La necesidad de un presupuesto finalista correspondiente al 25 por ciento del total consignado a Sanitat
  • Cupos de 1.300 pacientes para los médicos de familia y 900 para pediatras
  • Tiempos adecuados para la atención a pacientes, entre otros
  • En Especializada, se incide en la necesidad de aumentar la contratación de médicos para adaptar una plantillas históricamente infradotadas
  • Agendas cerradas y con un tope máximo de pacientes definido para cada especialidad y otras mejoras de carácter laboral

También añadimos que seguiremos trabajando para que el médico pueda ampliar voluntariamente su edad de jubilación y minimizar al máximo la temporalidad en nuestro sector.

Retribuciones

Entre los objetivos de la nueva etapa, destacamos la derogación del recorte de 2010 propiciado en el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y la reposición de las retribuciones vigentes hasta el 31 de mayo de ese año, lo cual supone volver a las tablas previas a los recortes con aumentos variables según categoría, cargo, etc.

Para ello, en los próximos cuatro años habría que sumar un 2,75% anual a los incrementos que se den para impedir mayores pérdidas con respecto a la inflación. Debería sumarse el 10,4 por ciento de pérdida acumulado hasta ahora, que es el incremento del IPC de la Comunidad Valenciana entre junio de 2010 y abril de 2019. Con incrementos anuales inferiores al 5 por ciento, será imposible esa recuperación de la capacidad adquisitiva de nuestro colectivo.

Entre las medidas posibles, se plantea la revisión de retribuciones específicas, como las guardias médicas, la Atención Continuada, el pago por autoconcierto o las sesiones alternativas a las guardias para mayores de 55 años. Se debe hacer coincidir efectivamente la retribución por módulo de 5 horas a la de una guardia de 17 horas, o a los complementos de Atención Primaria.

Médicos Internos Residentes

También incidimos en la necesidad de proteger la figura del médico interno residente (MIR) y por ello debe producirse un incremento retributivo para este colectivo, sin olvidar la necesaria vigilancia de la normativa que le protege en su desarrollo profesional.

Se debe exigir la supervisión de sus actuaciones. Se debe evitar su uso como mano de obra barata tal y como ocurre, por desgracia frecuentemente, en servicios de urgencias y Centros de Salud, especialmente durante los periodos vacacionales.