El Sindicato Médico marca sus líneas rojas en la negociación de la nueva Orden de Bolsa de Trabajo Temporal

CESM-CV ha recibido el borrador de nueva Orden de Bolsa y está iniciando su estudio pormenorizado. La primera Mesa Técnica está prevista para el próximo 25 de enero. No obstante, tras una primera lectura ya observamos con alarma y profunda preocupación determinados aspectos que en ningún caso podrán ser asumidos por esta formación sindical y que podrían dar lugar a movilizaciones entre los facultativos valencianos.

En concreto nos detendremos en las cuestiones de principio, es decir, no negociables en ningún caso por nuestra formación sindical salvo contrapartidas y/o alternativas de mucho calado:

  1. En ningún caso aceptaremos que la bolsa de personal facultativo se rija por los mismos criterios burocráticos que para otras categorías con una alta masificación. Médicos en el paro hay pocos y es perfectamente asumible la existencia de una bolsa de apertura permanente, con actualización/valoración de méritos a corto plazo y reestructuración automatizada de los listados. Cuando algunas categorías agotan sus efectivos en las bolsas a mediados de año carece de sentido plantear aperturas anuales de absurda justificación.
  2. En ningún caso aceptaremos que el peso máximo de la puntuación de las oposiciones supere la mitad del asignado como máximo a la puntuación por tiempo trabajado. Una cosa es dar oportunidades a todos los interesados y poner en valor los procesos selectivos y otra infravalorar la experiencia de miles de profesionales que, si no se han presentado a una OPE, es porque no se ha convocado de acuerdo con la normativa vigente, y ello por exclusiva responsabilidad de la administración.
  3. En ningún caso aceptaremos sistemas especiales de contratación en función de experiencia o formación previas que puedan dar lugar a perversiones como las que derivaron del felizmente superado «bolsín». Si en algunos casos pueda estar justificado este recurso extraordinario debe quedar claro en la Orden el qué y el cómo, nunca enmascarado bajo apelaciones genéricas a las «necesidades del servicio».  En cuestiones de trabajo temporal, toda discrecionalidad deviene arbitrariedad de un modo habitual y tenemos la suficiente memoria histórica para no caer en las mismas trampas una vez más.
  4. En ningún caso aceptaremos que la formación especializada vía MIR puntúe menos de lo que inicialmente se encontraba previsto en la Orden actual. Ese era además el compromiso de la actual administración. Y nos tomamos muy en serio, cada vez más, la solvencia de la palabra dada por nuestros responsables sanitarios. Resultaría realmente insultante que un curso de 100 horas, en promoción interna, puntuara más que un año de residencia. Debe restituirse, como mínimo, la puntuación que los tribunales rechazaron poder derivarse del cómputo de servicios prestados, haciéndolo posible desde un ítem de formación especializada que no colisione con ninguna sentencia judicial.

Esta es solo una aproximación a lo que va a resultar un debate profundo y prolongado. Pero no deseamos perder más tiempo en pronunciarnos ante nuestros compañeros ni dejar que la Consellería albergue la más mínima duda acerca de nuestros puntos de vista e intenciones. Los puntos anteriores son para nosotros «esenciales», tanto al menos como lo eran para el Consell Jurídic Consultiu las cuestiones, algunas importantes, que se han caído del Decreto de Selección y Provisión. Esperemos que, en esta ocasión, se imponga la cordura y el sentido común.

2018-01-08T22:30:49+00:00enero 8th, 2018|Acuerdos, Bolsa, Conselleria|

About the Author:

Búsqueda por temas