LOS MÉDICOS EXIGEN «EXPLICACIONES» POR LOS INCUMPLIMIENTOS EN EL TRANSPORTE URGENTE Y NO DESCARTAN MOVILIZACIONES DE PROTESTA

Valencia 01/10/2019- El Comité Ejecutivo del Sindicato Médico de la Comunitat Valenciana (CESM-CV) ha solicitado hoy a la Conselleria de Sanitat la convocatoria urgente de una Mesa Sectorial para que la Administración explique «los incumplimientos del pacto sobre el transporte de los profesionales de Atención Primaria, urgencias en primaria, etc», suscrito por todas la fuerzas sindicales hace ya más de un año.

CESM-CV señala que, tras escuchar los motivos que puedan justificar » una situación de flagrante incumplimiento de un acuerdo formal», adoptará si fuera necesario «las medidas que exijan los intereses de los profesionales, dentro del marco legal, para la protección de sus derechos laborales y los derivados de la Ley Orgánica de Libertad Sindical».

En una nota remitida a la directora general de Recursos Humanos de Sanitat, el sindicato denuncia que un año después de la firma del acuerdo, ratificado el 14 de septiembre de 2018, «la situación es en extremo preocupante».

Por un lado, recoge la nota, «se pretende, en una interpretación torticera, que el componente retributivo G de dispersión geográfica compensa la conducción de un vehículo por parte de los profesionales sanitarios, cosa manifiestamente incierta».

Además, tampoco se ha producido la generalización de este componente a los nombramientos de Atención Continuada -prevista en el apartado 1 del pacto- y se ha incumplido el apartado 2 del mismo, «que preveía que los puntos de atención continuada sean atendidos con vehículo y conductor».

En su lugar, denuncia CESM-CV, solamente se han provisto unidades sin conductor «y se está requiriendo de los profesionales, de forma ilegítima, información protegida por la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) acerca de su carnet de conducir», algo que «en ningún caso se encuentran obligados a facilitar». Obviamente, lo anterior se produce porque no se ha dado la «oportuna dotación de personal» prevista en el apartado 4, «ni hemos vuelto a saber nada de la figura del «conductor-celador» recogida en el acta de la sesión».


CESM-CV «no debe ni va a tolerar por más tiempo esta situación, que consideramos de mala fe negociadora» y por ello, recuerdan, se presentó recientemente nueva denuncia por estos hechos ante la Inspección de Trabajo, que sigue su curso habitual. Solo la implementación inmediata de todas las medidas acordadas, concluyen, evitará que el conflicto siga creciendo.