CESM-CV interpuso el pasado mes de junio una denuncia ante el Sindic de Greuges por la discriminación que padecen los Centros de Salud de los Departamentos de Alicante, Elche, Marina Baixa y Elda-Vinalopó referente a los  horarios de  apertura de los  Puntos de Atención Continuada (PAC). El Sindic de Greuges no ha recibido contestación de la Conselleria de Sanitat pese a que esta institución le ha requerido información al respecto en dos ocasiones y con carácter urgente, tal como el propio Sindic ha comunicado por escrito a nuestro sindicato.

La Conselleria en pleno periodo vacacional, con un nivel de sustituciones casi nulo cierra los Puntos de Atención Continuada en los Departamentos arriba mencionados provocando una elevada sobrecarga asistencial en las consultas de médicos y pediatras de Atención Primaria. Lo hace a pesar de las múltiples quejas planteadas por CESM-CV y teniendo pleno conocimiento de los agravios comparativos existentes en estos Centros de Salud frente al resto de la Comunidad Valenciana, a través de nuestras reiteradas quejas y del informe que elaboró nuestro sindicato sobre los Puntos de Atención Continuada de toda la Comunidad Valenciana y que fue remitido a la propia Conselleria.

El Sindic de Greuges ha tomado cartas en el asunto y de la misma forma que a CESM-CV, la Conselleria ignora a esta institución no facilitándole la información requerida por la misma. Esto pone de manifiesto el continuo desprecio por parte de la Conselleria hacia los médicos y pediatras de Atención Primaria de los Departamentos de la provincia de Alicante, que soportan de manera conocida y consentida sobrecargas asistenciales en los horarios de tarde.

Nuestro sindicato ha presentado a la Directora Territorial  de Sanidad en Alicante casi 1000 firmas (la práctica totalidad de médicos de los Departamentos implicados) instando a la Conselleria a que rectifique y corrija la discriminación en las condiciones de trabajo que padecen los facultativos de Atención Primaria afectados y la merma en oferta y calidad asistencial que sufren los ciudadanos a los que prestan servicio.

Esperamos que de una vez por todas  los responsables de la Conselleria se tomen en serio este grave problema y lo solucionen. CESM-CV seguirá denunciando ante la opinión pública y todas las instituciones o instancias que considere oportuno este problema hasta que se resuelva definitivamente.