La falta de incentivos profesionales y contratos basura están haciendo que los jóvenes médicos, que tanto ha costado de formar, se marchen en busca de mejores oportunidades laborales fuera de la Comunidad Valenciana y fuera de España. Un médico español cuesta de formar entre 200.000 y 250.000 euros. Es una pena que nos gastemos el dinero en formar médicos que luego se van a marchar de España.

Falta de incentivos

A la falta de incentivos económicos, tal como se ve en la tabla comparativa de los honorarios percibidos por los médicos en otros países, se suma la falta de incentivos profesionales. En España es muy difícil que un médico se realice de forma plena a nivel profesional, pues la docencia y la investigación no están bien valorados y, en ocasiones, son imposibles. Tanto la docencia como la investigación son dos  de los tres pilares sobre los que se asienta el desarrollo profesional cualquier médico, junto con la actividad asistencial. En España es muy complicado hacer investigación de calidad y con repercusión en la práctica clínica.

Pero son, sobre todo, los sueldos escasos en comparación con el resto de Europa los que hacen que los médicos abandonen el ejercicio profesional en España. Incluso algunos de ellos, nunca llegan a tener ejercicio profesional en España. Una vez terminado el sistema de formación especializada (MIR), abandonan nuestro país.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Falta de planificación

La falta de planificación por parte de los responsables de la Consellería de Sanidad y del gobierno central también son claves en la fuga de profesionales. Por una parte, hay unos 5.000 médicos que han terminado en las Facultades de Medicina españolas pero que no pueden acceder a una plaza de formación especializada (MIR) porque faltan plazas. Por otra parte, la distribución de los recursos por parte de la Consellería no es la ideal.

Escasez de oposiciones

Aunque desde el Sindicato Médico hemos conseguido que empiece a haber oposiciones con el fin de que los médicos tengamos una cierta estabilidad laboral, todavía falta mucho recorrido. Echamos de menos que el proceso de oposición sea más rápido de lo que es ahora. A fecha de hoy, todavía no se han solucionado las oposiciones de 2017.

Las OPES que se han publicado conseguiran en unos años, demasiados, bajar la interinidad al 8 %, pero la precariedad laboral, contratos de guardias en primaria y especializada, contratos de acúmulos de tareas, contratos laborales en «Fundaciones» totalmente milereuristas, en suma una precariedad que supera el 30% de los médicos y eso hace que estos emigren con mas facilidad.