La demanda de familias en Pediatría siempre se dispara a las cinco de la tarde. Es la hora de la salida del colegio y las consultas en los centros de salud registran un pico. A la agenda de pacientes que el pediatra tiene cerrada se le añaden todos los niños que van sin cita previa, el triple de urgencias que por la mañana. Una alta demanda asistencial, que se cubre con menos personal, y que ha llevado a médicos y pediatras a lanzar una campaña para reclamar a la Conselleria de Sanidad consultas de tarde «dignas».

Pacientes sin cita pueden llegar por las tardes al centro de salud para que le atienda el médico al considerar que se trata de una urgencia, el triple de demanda que se recibe en horario de mañana cuando hay más plantilla. Los Puntos de Atención Sanitaria (PAS) para atender urgencias se abren a las nueve de la noche. El objetivo que los facultativos persiguen es un cambio en los horarios de los puntos de urgencia extrahospitalarios y en los municipios que empiezan a funcionar a las nueve de la noche. Hasta esta hora la atención se realiza en los centros de salud. ¿Y cómo? Con mucha presión.

Los facultativos buscan adaptar la ética a la «excelencia» que exige la sociedad.  «Se pueden recibir el triple de urgencias por la tarde que por la mañana y cuando no estamos hablando de una época de más demanda como la campaña por la gripe, eso es fuente de discusiones y conflictos porque hay pacientes que consideran que su caso es urgente y no entienden que deban esperar», explica el secretario de la delegación provincial del Sindicato Médico de la Comunitat Valenciana (CESM-CV), el doctor Víctor Pedrera.

Fuente: LA VERDAD   ESTHER BROTONS | ALICANTE @ebrotonsbaile
22 mayo 2016