La vuelta a la normalidad es una necesidad tras muchísimo tiempo de parón en la sanidad. Se debe hacer de forma progresiva y segura. Esto pasa por hacer test de detección masiva al personal sanitario y a los pacientes.

Vuelta a la normalidad asistencial

En la Comunidad Valenciana se está hablando ya de volver a tener actividad no urgente, de forma progresiva, en los Hospitales y Centros de Salud.

Y es que la población no puede estar varios meses sin ser atendida. Esto lo tenemos todos claro.

La población no puede estar varios meses sin ser atendida

Ha habido un sinfín de pacientes a quienes se les han anulado las citas. La gente se tiene que poder seguir operando. Los diabéticos tienen que poderse seguir controlando, los hipertensos, nuestros mayores… todo el mundo.

Progresividad

Es la primera clave. Se haga lo que se haga se tiene que hacer de manera progresiva. Primero los pacientes con patologías que no puedan esperar mucho más, y poco a poco ya nos iremos operando de cataratas, hernias, juanetes y cosas similares.

Ya hay pacientes que no pueden esperar mucho más.

Seguridad

No es nada de buena idea operarse de una cosa que todavía podría esperar un poco más estando enfermo. De hecho, si estás enfermo, no te puedes operar.

Tampoco es nada de buena idea operarse y no saber si alguien te va a contagiar.

Así pues, la seguridad tiene dos vertientes:

  1. Que el paciente no esté enfermo
  2. Que el profesional sanitario no esté enfermo

Para que te pueda atender, el médico no puede estar enfermo.

Los test de coronavirus son imprescindibles

La solución es bien sencilla: es imprescindible que se hagan test de detección de coronavirus tanto a los pacientes como al personal sanitario de forma inmediata y como paso previo a una vuelta a la normalidad asistencial.

Sin test, es decir, sin saber cómo estamos, solamente con «si no tienes fiebre no pasa nada» vamos directamente al desastre y a un repunte de la pandemia.

Es imprescindible hacer test a los profesionales sanitarios para que puedan tener actividad asistencial

La responsabilidad tiene nombre

Y la culpa estará bien clara: quien haya dado la orden de volver a la normalidad ignorando las más mínimas medidas de prevención. La combinación de atrevimiento y estupidez podría ser catastrófica.

Quien de la orden de volver a la normalidad ignorando las más mínimas normas de prevención, será el responsable y el culpable.