Los trabajadores del Departamento de Denia han dado su apoyo al preacuerdo alcanzado entre las fuerzas sindicales y la empresa Marina Salud, que representa la práctica retirada de la modificación sustancial de condiciones de trabajo (MSCT) propuesta. Para el Sindicato Médico se trata por lo tanto de una salida a la situación, pero bajo coacciones que no parecen de recibo. Sembrar el miedo entre un colectivo laboral para después sacar adelante un par de medidas de moderado calado supone una práctica decimonónica de negociación que roza, como tantas veces ocurre con la sanidad de Denia, el esclavismo indisimulado. Por otra parte, nada de eso hubiera ocurrido sin las sucesivas Reformas Laborales impuestas por los últimos Gobiernos de España.

Ya no habrá prolongación de la jornada laboral, ni reducción de vacaciones, ni disminución de la retribución por guardias, ni desaparición de complementos compensatorios. Las aristas más agudas de la MSCT propuesta han desaparecido. En su lugar sólo se contemplan tres medidas:

  • Condicionar el sistema de incentivos con la existencia de beneficios empresariales y con indicadores economicistas.
  • Prorrogar el actual Convenio Colectivo hasta Diciembre de 2017.
  • Desarrollar una carrera profesional sin contenido retributivo mientras el balance presupuestario de Marina Salud no sea positivo.

Se conserva no obstante el Complemento Marina Salud que retribuía a los trabajadores que optaron por integrarse en la Concesión desde una relación estatutaria con la Consellería de Sanidad. Se conservan las dos semanas de vacaciones garantizadas en periodo estival. Y se conserva el grueso de las condiciones laborales, que no nos gustaban, pero que ya eran una realidad antes de esta representación teatral donde algún sindicato habrá obtenido sus ventajas a cambio de posiciones de descarado colaboracionismo.

La Carrera Profesional no será de momento retribuída, pero como no se encontraba negociada tampoco supone una pérdida más allá de las expectativas. En todo caso esta Concesión se está mostrando especialmente conflictiva y depredadora razón por la que pedimos a la Consellería de Sanidad que extreme las medidas de vigilancia y control sobre la misma.