¿Otra vez el «Certificado de Penales»? Parecería un titular sacado de un periódico del siglo pasado (era habitual pedirlo para casi todo durante la dictadura franquista). Y esa es la lectura inicial que se desprende de las Instrucciones dictadas por la Dirección General de Recursos Humanos.

En realidad, lo que habrá que aportar es una certificación de no encontrarse en el REGISTRO DE DELINCUENTES SEXUALES, es decir con antecedentes de abusos y/o agresiones contra la libertad sexual. Se trata de una medida dictada en aplicación de las reformas efectuadas en la LEY DEL MENOR que tiene la intención de proteger a la infancia.

El caso es que, como tal registro aún no existe, la Consellería pretendía sustituirlo temporalmente por un CERTIFICADO DE ANTECEDENTES PENALES (que actualmente suele tener un carácter general e incluye todo tipo de delitos).

Ello implicaba el acceso a todos los antecedentes y no sólo a los relacionados con la protección a la infancia y planteaba una vulneración de la Ley Orgánica de Protección de Datos.

Planteamos el problema al Director General de Recursos Humanos tras considerar los derechos que amparan a los profesionales sanitarios. De fuentes de Consellería se nos ha informado de que la medida no se aplicará hasta disponer del Registro de Delincuentes Sexuales o en el caso que el Registro de Antecedentes Penales pueda técnicamente emitir certificados circunscritos al tipo de delitos señalados. En cualquier caso, se nos ha garantizado que nunca se recabarán ni tendrán en cuenta otro tipo de delitos ajenos a los mencionados.

 

——> VER INSTRUCCIÓN INICIAL

——> VER ACLARACIÓN

____________________________________________________________