Project Description

consejos para relacionarse con la conselleria de sanidad

¿Te han notificado que te van a abrir un expediente informativo?

¿Has recibido alguna denuncia de alguien?

Un expediente disciplinario es un procedimiento que emprende la administración a raíz de una denuncia. El expediente puede ser en contra tuya o puedes ser un testigo. En cualquier caso, aquí te mostraremos qué debes saber sobre un expediente disciplinario y un expediente informativo.

El expediente informativo

¿Qué es?

instructor de un expediente disciplinario

El instructor, aunque parezca sonriente y amigable, es tu enemigo. No te va a ayudar. Cuánto más hables, más amable será contigo… hasta te hunda.

Los expedientes disciplinarios comienzan con el denominado expediente informativo.

Un expediente informativo suele ser el inicio del expediente disciplinario o quedar en nada. Hay que ir con mucho cuidado con los expedientes informativos, debido a que, si se continúan con un expediente disciplinario, todas las actuaciones del expediente informativo se añaden al disciplinario.

En la práctica totalidad de las ocasiones, en un expediente informativo se os dice que no pasa nada, que eso no va a ningún sitio y que ahí no va a haber ningún tipo de problema. Eso es falso.

Un expediente informativo, al igual que el disciplinario, tienen el mismo tratamiento que un procedimiento penal, pero aquí no te piden cárcel, sino que te piden una sanción administrativa, que tiene varios grados.

Los instructores de los expedientes informativos no suelen ser médicos, sino abogados o alguien designado por la dirección del departamento de salud. Así pues, te escuchan, te entienden, son amables y simpáticos, muchos son muy cercanos y empáticos. Pero nada más lejos de la realidad. Su objetivo es esclarecer los hechos, y tienen que responder ante la dirección del departamento de salud, por lo que… van a por tí. Ellos también han recibido instrucciones.

En un expediente informativo se os dice que no pasa nada, que eso no va a ningún sitio y que ahí no va a haber ningún tipo de problema. Eso es falso.

Si te han llamado para declarar en un expediente informativo, puede ser que lo hagas como testigo o como imputado. Si, imputado. Si eres testigo, estas normas también se aplican a tu caso. Si eres imputado, se aplican de forma estricta.

Ha habido casos de gente que ha ido de testigo a un expediente informativo y ha acabado con un expediente disciplinario sobre sus costillas.

¿Cómo funciona un expediente informativo?

Denuncia

Nace de la denuncia contra tí de alguien, bien de tu propio servicio, de algún paciente, de la propia dirección del hospital, etc. Esa denuncia no es anónima, sin que debe constar por escrito y estar firmada por el o los denunciantes, con su nombre, apellidos, DNI y firma correspondiente. Puede nacer también de una reclamación de pacientes contra un servicio o persona del mismo, y que la persona contra quien va la reclamación, formule una denuncia contra un tercero por sentir que dicha reclamación del paciente no es responsabilidad suya o puede suponer que hay indicios de una falta disciplinaria.

Una vez hecha la denuncia, te llaman para que acudas a la dirección del departamento de salud y se te hace entrega de un documento en el que se te informa de que te han abierto un expediente informativo. Ese documento lo debes firmar. No te preocupes, es solamente un acuse de recibo. Cuando tengas ese documento, debes ponerte en contacto inmediatamente con el Sindicato.

Declaración

A los pocos días, o incluso el mismo día, te citan para declarar. Tienes que saber que no te pueden citar para declarar antes de ponerte en contacto con tu abogado o tu representante sindical. Aquí es muy importante que te pongan en contacto con el Sindicato. También debes saber que tienes derecho a declarar acompañado por tu abogado y/o tu representante sindical.

En esta fase de la instrucción, no te dirán de qué se trata ni te permitirán ver la denuncia que han hecho contra tí. En algunos casos, algunos instructores te permiten que veas la denuncia, pero no te dejan que te lleves una copia de la misma. En esta fase del proceso, estás muy indefenso: no sabes de qué te acusan, no sabes de qué va la cosa, no te dicen nada… solamente te empiezan a hacer preguntas.

El instructor habrá preparado una batería de preguntas para que las respondas. Hay que ser breve y conciso y no contestar más de lo que te preguntan ni intentar dar ningún tipo de instrucción. El instructor no es tu amigo. La última pregunta que te hará el instructor es si tienes algo más que añadir: de ninguna de las maneras tenéis que añadir nada más. De hecho, lo que aquí añadas y que tú crees que te beneficia y explica la situación, con muchísima frecuencia lo que haces es perjudicarte a tí mismo.

Finalización de un expediente informativo

Un expediente informativo, afortunadamente, en muchos casos acaba bien. Esto suele ser debido a denuncias de pacientes, en general. En el caso de denuncias de compañeros, es más difícil que acabe bien. Siempre hay algo.

Nosotros somos médicos, pero deberíamos conocer la legislación. El problema es que no la conocemos, y eso se traduce en que nos lanzamos a decir cosas que creemos que podemos hacer… y luego pasa lo que pasa. Por ejemplo, pensamos que nos podemos quedar al día siguiente de la guardia trabajando, o pensamos que podemos cambiar una guardia y no decírselo a nadie salvo al compañero. Y así, cientos de ejemplos.

Un expediente informativo puede acabar en nada, en una amonestación o en un expediente disciplinario. La cuantía de la sanción en muchas ocasiones depende de lo mucho o poco que hayamos metido la pata… en la declaración que nosotros mismos hemos hecho.

El expediente disciplinario

¿Qué es?

sancion expediente disciplinario sanidad valencia

El inspector no persigue encontrar la verdad, sino sancionarte. Usará todo lo que pueda en tu contra. En este momento, es tu enemigo.

Es la apertura formal de un proceso sancionador contra un profesional sanitario. El objetivo que persigue es aplicar la legislación administrativa correspondiente, catalogar el grado de la falta cometido e imponer la sanción correspondiente.

Inicio del expediente disciplinario

El expediente disciplinario se inicia, habitualmente, tras un expediente informativo en el que se ven indicios de falta disciplinaria. Se nombra un instructor, que en este caso es un inspector de la Consellería y un secretario.

Evolución

Se te informará en varios momentos de la evolución del expediente. Se te informará del inicio del expediente mediante una comunicación, habitualmente en el hospital, que tendrás que recoger y firmar el acuse de recibo correspondiente.

Podrás proponer medios de prueba, testigos, etc, durante todo el proceso. Debes ir asistido de un abogado. Ir sin un abogado es suicidio, directamente. En un momento dado, te harán un interrogatorio con preguntas que habrá preparado el inspector y a las que tienes derecho a contestar o a no contestar.

En el procedimiento inspector tienes los mismos derechos que en un procedimiento penal, y tienes derecho a no decir la verdad y a no declarar nada que te pueda perjudicar. Recuerda que solamente se prueba lo que se dice. El hecho de no decir una cosa, no implica la certeza de la contraria. Muy probablemente, se citará a testigos, que puedes proponer tú mismo. El inspector citará testigos para que vayan en contra tuya. Ten en cuenta que el objetivo del inspector no es encontrar la verdad, sino sancionarte. El inspector usará las pruebas que te incriminen, mientras que aquellas que pueda haber que te exculpen no serán usadas por el inspector, excepto que tú mismo las aportes. O sea, que mucho cuidado con todo esto.

Al final del expediente, te remitirán una propuesta de sanción, contra la que puedes hacer alegaciones, y al final habrá una resolución definitiva. Contra esta resolución definitiva cabe el recurso de alzada y el contencioso-administrativo.

Recuerda: la mejor defensa frente a un expediente disciplinario es buscar ayuda profesional de un abogado experto inmediatamente. En el Sindicato Médico tenemos un equipo de abogados con amplia experiencia en expedientes disciplinarios a médicos.

Recursos

Recurso de alzada

Consiste en recurrir la resolución definitiva ante el mismo órgano que te sancionó. En otras palabras, le estás pidiendo al órgano sancionador que lo reconsidere. En general, el recurso de alzada se considera una pérdida de tiempo, pues quien te ha sancionado no va a cambiar de opinión porque tú se lo pidas, y además, si lo hiciera, sería un signo de que algo han hecho mal, cosa que no van a reconocer.

Recurso contencioso-administrativo

Consiste en un recurso ante los tribunales ordinarios de justicia. En un recurso frente a la resolución sancionadora. Necesitas abogado y procurador. El tiempo hasta que sale la sentencia puede ser de un año o más. Es muy frecuente que en estos tribunales tampoco te den la razón y se la den a la administración.

En caso de que no te den la razón, se puede recurrir al tribunal superior de justicia de la Comunidad Valenciana. Aquí, se tarda más o menos un año en celebrar la vista y entre dos y tres años en tener la sentencia. También se necesita un abogado y procurador.

Recuerda: una vez has sido sancionado, puedes recurrir a la justicia ordinaria, pero es mejor preparar una buena defensa antes.

Errores frecuentes y cómo evitarlos

Los errores más comunes en un expediente informativo y disciplinario son:

  • No buscar ayuda profesional y pensar que lo vas a arreglar solo. Este es, sin duda, el error más grave y que más consecuencias negativas trae después.
  • Hacer negación de lo que se te acusa (sí, en un expediente informativo se te acusa de algo) y pensar que de ahí no va a pasar y que no tienen razón y tú sí que la tienes.
  • Ir solo a declarar (en un expediente informativo o disciplinario se va a declarar). No debes ir solo a declarar. Tienes derecho a que te asista un abogado y/o un representante sindical. No lo desaproveches.
  • Declarar demasiado. En un expediente informativo, al igual que en el disciplinario, hablar demasiado es malo. Menos es más. Pensamos que si lo contamos todo en el primer instante, el instructor se dará cuenta de que nosotros no hemos hecho nada. Nada más lejos de la realidad. En la realidad, el instructor se está frotando las manos, pues tiene una información que probablemente no es completa y tú le estás dando las armas que luego usará en tu contra. Recuerda que todo lo declarado se incorporará al expediente disciplinario, y luego ya no te puedes desdecir.
  • Decir algo en el último apartado de la declaración. En un expediente informativo, al igual que en el disciplinario, te tomarán declaración a tí y a más gente. Cuando el instructor termina de formular las preguntas, el instructor te preguntará si tienes algo más que añadir. Cualquier cosa diferente a no, es mala para tí. De ninguna de las maneras se debe decir nada más en este apartado, y muchísimo menos en la fase de expediente informativo.