EL SINDICATO DE LOS MÉDICOS

CEMS-CV SAE es resultado de la convergencia de dos organizaciones del sindicalismo profesional, tanto a nivel estatal como autonómico (CESM y SAE), que agrupa al personal facultativo y al de SITES en una plataforma unitaria manteniendo al mismo tiempo la soberanía de ambas formaciones. Su razón de ser se justifica por la existencia de un sistema de representación sindical injusto (Ley de Órganos de Representación de 1987) que nos margina de los ámbitos de negociación colectiva. Actualmente seguimos en la mesa general como FESES, por lo que todavia estamos en organos superiores de representacion.

CESM-CV, como auténtico SINDICATO MÉDICO, y haciendo suyos los valores constitucionales, posee un carácter profesional, independiente y democrático. Constituimos, además, una opción plural, abierta e integradora, que incide en lo que nos une, respetando en todo momento la libertad ideológica de cada facultativo.

CESM-CV considera que el modelo sindical que propone es el único capaz de devolver la ilusión y la dignidad al maltratado colectivo médico valenciano. Entre otras razones por detentar la suficiente representación en la Mesa Sectorial de Sanidad, y en la Mesa de la Función Pública, como para defender con EFICACIA y UTILIDAD los intereses de los facultativos. Por ello invita al conjunto de los médicos, sea cual sea su opción política, a integrarse en su seno y a respaldar a sus candidatos en las Elecciones Sindicales.

  • ESTAR CON CESM-CV ES DEFENDER UN MODELO DE SANIDAD PÚBLICA CUYO PRINCIPAL CAPITAL ES LA CONSTATADA CUALIFICACIÓN DE SUS PROFESIONALES.
  • APOYAR A CESM-CV ES ESTAR EN CONTRA DE LA PRIVATIZACIÓN DE LOS RECURSOS SANITARIOS DE NUESTRA COMUNIDAD.
  • VOTAR POR LOS CANDIDATOS DE CESM-CV ES VOTAR POR UN SINDICALISMO MÉDICO BASADO EN LA INDEPENDENCIA Y LA EFICACIA.

A CESM-CV le ha costado mucho alcanzar el status público de INDEPENDENCIA que era puesto en cuestión por algunos. Pero actualmente tenemos claro y asumido que los únicos autorizados a cuestionar nuestra actuación son los propios médicos y a nadie más debemos obediencia o subordinación.

En los últimos años la Consellería de Sanidad de la Comunidad Valenciana ha venido manteniendo una ficción negociadora que parecía ocultar, en realidad, su intención de ignorar nuestra existencia. Ello nos ha abocado a una convocatoria de Huelga con la que pretendíamos recuperar el protagonismo de los médicos en el marco del sistema sanitario. Gracias a ello nuestros gestores se han visto obligados a ceder parcialmente en algunas cuestiones mientras que, tomando siempre la iniciativa, obligábamos al resto de las fuerzas sindicales a posicionarse en torno a ellas.

En la actualidad TENEMOS:

  • Una jornada laboral discriminatoria y muy superior a la de otros colectivos que, bajo el eufemismo de «atención continuada», esconde el intento de explotarnos a bajo precio a base de «guardias médicas» hasta el límite de nuestra jubilación.
  • Una precariedad laboral sin precedentes. En los últimos años el recurso a los contratos de «acumulo de tareas» y de «refuerzo de guardias» se ha disparado inaceptablemente.
  • Unas retribuciones ridículas comparadas, no sólo con nuestros compañeros de la UE, sino también con los de otras Comunidades Autónomas de nuestro Estado.
  • Una desmotivación profesional plasmada en la creciente incidencia del «burn-out».
  • Una indefensión derivada de la presión que la sociedad viene ejerciendo sobre nosotros, concretada en un incremento progresivo de las demandas por negligencia o malpraxis, y facilitada por una Administración que nos niega los instrumentos necesarios para el ejercicio correcto de nuestra profesión.
  • Una ausencia de promoción que hunde en la desesperanza a generaciones de médicos que ven así desvanecerse sus perspectivas de realización profesional.
  • Un burocratismo que niega la necesaria participación del médico en la definición de objetivos y recursos mediante las adecuadas fórmulas de «cogestión».
  • Sin embargo, somos los que garantizamos la calidad reconocida de la asistencia, somos EL MOTOR DEL SISTEMA SANITARIO y, por ello, cada vez tenemos menos paciencia.

ALTERNATIVAS DE CESM-CV ANTE LA OFERTA GUBERNAMENTAL

Ø RETRIBUCIONES DIGNAS para acercarnos de verdad a nuestros compañeros de la UE. Luchamos por un incremento salarial lineal superior al establecido en el Acuerdo del 20 de Septiembre de 2002. Exigimos la puesta en marcha de la Carrera Profesional con dotación presupuestaria suficiente y niveles consolidables. Asimismo, consideramos inaceptable la retribución actual de las guardias médicas y propugnamos su aproximación progresiva, como mínimo, al valor de la hora ordinaria de trabajo.

Ø NORMALIZACIÓN DE LA JORNADA LABORAL mediante la aplicación racional de la Directiva 93/104/CE y la limitación efectiva del número de guardias médicas. Libranza obligatoria, remunerada y no recuperable tras las guardias de presencia física y de las guardias localizadas con trabajo nocturno. Exigimos la libranza compensatoria adicional de las guardias prestadas en domingos y festivos o bien cuya salida coincida con ellos. Aplicación inmediata del Acuerdo de Mesa Sectorial que proporciona cobertura a la retribución por guardias en caso de ILT o embarazo. Además, el actual acuerdo de exención de guardias, por razón de edad o estado de salud, debe ser complementado y extendido con, entre otras cosas, la oferta de actividades alternativas voluntarias en la línea de lo ya dispuesto al efecto en varias CCAA. Jornada Ordinaria de 35 horas semanales (de lunes a viernes) con eventual incentivación y voluntariedad de otro tipo de dedicaciones. Asimismo, pedimos negociar las condiciones del desbloqueo y libre elección, sin agravios ni discriminaciones, de todos los Complementos Específicos, incluido el de exclusiva dedicación.

Ø GESTIÓN PROFESIONAL DE LA SANIDAD PÚBLICA mediante la participación democrática y la efectiva implicación de TODO el personal facultativo en la definición de objetivos, medios y recursos. Nos situamos frontalmente en contra del burocratismo y de las libres designaciones de carácter político.

Ø DEFENSA DEL EMPLEO ESTABLE mediante OPEs limpias y transparentes, de periodicidad mínima bianual, con concurso de traslados previo y recolocación automática de los interinos removidos. Reconversión automática de todos los contratos de acumulo de tareas, con duración máxima e improrrogable de 12 meses, en interinidades, con creación efectiva de las plazas de plantilla correspondientes. Dignificación de los contratos de guardias, no sólo en cuanto a la cotización continua a la Seguridad Social, sino también en el terreno retributivo (equiparando todos sus conceptos salariales a los del resto de facultativos). Reconocimiento de trienios para el personal interino. Respeto de los derechos adquiridos de TODO el personal facultativo, sea su vinculación laboral, estatutaria o de tipo funcionarial.

Ø DIGNIFICACIÓN DE LA ATENCIÓN PRIMARIA haciendo especial hincapié en las reivindicaciones de la Plataforma y Grupo de Consenso en torno a los 10 minutos mínimo por paciente. Nos opondremos a la sobrecarga laboral y el deterioro asistencial que se derivan de los acuerdos del 20 de Septiembre con respecto a la implantación del pago por TSI. Incentivación en base a la prescripción racional y la calidad asistencial en lugar de fomentar la masificación de consultas y la receta de «complacencia». Exigimos la sustitución obligatoria en casos de ILT, vacaciones, etc. Solución al problema del transporte mediante compensaciones económicas para los avisos ordinarios y dotación de vehículos en todos los Puntos de Atención Continuada.

Ø IMPULSO DE LA FORMACIÓN CONTINUADA, mediante el establecimiento y control de bolsas al efecto, contenidos de acceso universal, y valoración objetiva a nivel de Carrera Profesional. Reconocimiento del «año sabático» por parte de la Administración, en situación de alta en la Seguridad Social, y con cargo a sus presupuestos de formación.

Ø DEFENSA DEL SISTEMA MIR que, sin negar los derechos legales que puedan transitoriamente corresponder a otros colectivos, debe tender a constituir la vía de acceso a una formación postgraduada que se ha evidenciado como la que más calidad comporta y en tal sentido es reconocida en toda Europa. Por ello, propugnamos una dignificación retributiva proporcional y creciente, tanto en salarios como en valor de las horas de guardia. Asimismo, defendemos la participación de los MIR en los beneficios sociales y laborales que afecten al conjunto del colectivo.