El sindicato CESMCV-SAE ha anunciado que paraliza las movilizaciones previstas para el 25 de febrero «ante la apertura de una serie de mesas de negociación con la Conselleria de Sanitat». Según explica Andrés Cánovas, secretario general del Sindicato Médico de la Comunidad Valencia (CESM-CV), «tras intensas conversaciones con miembros destacados del equipo directivo de la consellera Ana Barceló, hemos conseguido que se pongan en marcha de manera inmediata una nueva serie de mesas que abordarán problemáticas relacionadas con la falta de personal, los algoritmos de prescripción y las dificultades en el transporte de la atención urgente, entre otros aspectos». Y como prueba de buena voluntad, añade Cánovas, «hemos decidido dar un plazo de dos o tres semanas a Sanitat para ver si cristalizan en resultados visibles y aplicables».

En concreto, este anuncio anula la concentración prevista para las 11.00 de la mañana de ese día en las puertas de la Conselleria de Sanitat y las que se realizarían en los centros sanitarios entre las 10.00 y las 12.00. Además, también se paraliza momentáneamente la entrega de firmas de profesionales sanitarios y ciudadanos críticos con la degradación del sistema sanitario valenciano, «aunque no así su recogida». En el intervalo de tiempo de la negociación, CESMCV-SAE también seguirá apoyando las movilizaciones que se impulsen a nivel nacional, como la gran manifestación convocada el 7 de marzo en Madrid por CESM nacional. Para Cánovas, «Sanitat sabe cuáles son nuestras reivindicaciones y propuestas y, por ello, esperamos que sea un diálogo fluido, claro y con soluciones finales. Esperamos no tener que volver a plantearnos acciones de protesta, pero si el resultado de las reuniones no nos satisface, las retomaremos sin vacilar». En este sentido, apunta, «el Plan Especial de Atención Primaria que se presentó hace unas semanas fue un punto de inicio válido, a pesar de que las 307 contrataciones previstas nos siguen pareciendo insuficientes, pero hay que ir bastante más allá».

 

 

Reivindicaciones

La reivindicaciones de CESMCV-SAE se han plasmado en sendos documentos de los cuales Sanitat tiene constancia. En Primaria destacan la necesidad de un presupuesto finalista correspondiente al 25 por ciento del total consignado a Sanitat, cupos de 1.300 pacientes para los médicos de familia y 900 para pediatras, y tiempos adecuados para la atención a pacientes, entre otros. Y en Especializada, se incide en la necesidad de aumentar la contratación de médicos para adaptar una plantillas «históricamente infradotadas», agendas cerradas y con un tope máximo de pacientes definido para cada especialidad y la presencia de un Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE) para realizar las labores administrativas y permitir así que el personal facultativo dedique más tiempo a la atención médica.

Comite ejecutivo CESM-CV SAE