Una pesadilla. Así podría describirse el calvario por el que tienen que pasar los profesionales sanitarios para acceder por vía telemática al Concurso de Traslados en marcha. Se vive como un absurdo, una situación kafkiana que, sin aportar ninguna ventaja, convierte en complejo algo que debería ser fácil e intuitivo. Así lo asegura a EFE en un comunicado el secretario general del CESM-CV, Andrés Cánovas, que afirma que este proceso telemático «crea muchas dificultades a los médicos con plaza en propiedad que están pendientes de concurso de traslados para poder hacer sus presentaciones o sus reclamaciones».

«Estos problemas llevan a dificultar y retrasar una movilidad de los profesionales, que debería ser ágil y sencilla ya que afecta a un sector, el sanitario, que requiere de una reposición inmediata», destaca para señalar que el registro «se debería cumplimentar fácilmente». Según afirma, los facultativos que optan al concurso de traslados deben acceder telemáticamente, «con un registro que resulta imposible si no se hace con un informático». En algunos hospitales han formado expresamente a personal informático para proceder al registro.

Además, el facultativo debe presentar toda la documentación acreditativa de sus méritos para la puntuación correspondiente y «se deberían aportar únicamente los nuevos méritos ya que el resto figura en la base de datos de Sanidad».

El Sindicato Médico reclama que no se vuelva a convocar un Concurso de Traslados con una tecnología tan compleja y primitiva al mismo tiempo y exige «una Conselleria del siglo XXI que facilite los procesos y no los retrase. Esperamos que sea la última vez que ocurre».

Hay que señalar que el certificado digital necesario falla en muchos ordenadores personales y que el que se dispone para el trabajo cotidiano en los ordenadores de Consellería no funciona. Es por ello que han debido habilitarse salas con equipos preparados y con ayuda de personal preparado en diversos hospitales de la Comunidad Valenciana. Si lo que se pretende es alcanzar la plena informatización de los trámites, algo con lo que CESM-CV se muestra de acuerdo, resulta imprescindible garantizar que la capacidad informática se encuentre bien dimensionada, los procedimientos estandarizados, el personal bien informado y las firmas digitales completamente funcionales.