RESPUESTA LÓGICA PERO TARDÍA

A última hora de esta tarde el Consell de la Generalitat ha reaccionado ante lo que ya era un clamor entre profesionales y usuarios del sistema valenciano de salud. Las incoherencias se pagan caras, y no resultaba lógico que eventos deportivos se celebrasen a puerta cerrada, que se recomendase desde el Ministerio de Sanidad evitar aglomeraciones y que, paralelamente, se mantuvieran unas festividades que en sí mismas suponen una de las mayores aglomeraciones que se pueda imaginar. Ha costado, pero al fin la administración se ha rendido ante lo ineludible: había que suspender Fallas y Magdalena en las fechas previstas y aplazarlas hasta que la situación epidemiológica lo aconseje.


Es de esperar que se limite la sobrecarga que hubiera supuesto una extensión descontrolada de la epidemia. Lo que se añadiría a la actual situación de descoordinación que ya soportan los profesionales.

El día 19 de marzo sigue siendo festivo autonómico por lo que se disfrutará sin mayores cambios.

La víspera del 19 de marzo, festivo de Consellería por ser la víspera de San José, tampoco debería experimentar cambios, máxime cuando ya muchos compañeros contaban con él en el contexto de estrés que padecen. No obstante, todo puede esperarse de la administración sanitaria y estaremos a pie de novedad para informar al colectivo médico.

 

Por último parece ser que dentro de 2-3 meses (parece poco) se pretende trasladar la «cremá» a un Domingo con el fin de celebrar las Fallas sin alteraciones del calendario laboral. Esperemos que en esto tampoco se hagan «experimentos con gaseosa».